Ainhoa Domaica emplaza a Urtaran a “iniciar de una vez” la “reforma realista” del Teatro Principal “pendiente desde hace más de 6 años”

21 marzo 2022 Ainhoa Domaica Teatro Principal

– Pone el ejemplo de ciudades como Zaragoza, Pamplona, Valladolid, Bilbao o San Sebastián que han impulsado reformas respetuosas con la estructura original de sus teatros centenarios, como defiende el PP para el Teatro Principal de Vitoria-Gasteiz

– Urge a contratar ya el proyecto y la ejecución de obra al mismo tiempo para “acelerar los trámites al máximo” tras tantos años de retrasos

21-marzo-2021.- La líder de PP Vitoria, Ainhoa Domaica, ha emplazado hoy al alcalde del PNV Gorka Urtaran a “iniciar de una vez” la reforma que merece el Teatro Principal: una reforma “realista”, “sin despilfarrar dinero público” y “respetuosa con la singularidad y la estructura del edificio”, como ya han hecho otras ciudades de nuestro entorno. Un proyecto pendiente en Vitoria desde hace 6 años y que nunca llega. Domaica ha urgido a contratar ya el proyecto y la ejecución de obra al mismo para “acelerar los trámites al máximo” después de tantos años de retrasos.

Desde el año 2015 todos sabemos las mejoras que necesita el Teatro Principal: nuevas butacas para ganar en comodidad, mejorar la accesibilidad, la seguridad y los sistemas de evacuación. Un nuevo escenario sin inclinación, un nuevo peine y mejorar la capacidad de carga de suelos y paredes porque ciertos espectáculos de danza o musicales no se puedan contratar y otros se tienen que adaptar. 

“Los vitorianos llevamos esperando más de seis años a la reforma del Teatro Principal. Seis años de excusas de Urtaran para no hacerla, mientras nos ha impuesto otros proyectos innecesarios que nadie había pedido. Es una tomadura de pelo que sigamos así. Ya es hora de iniciar de una vez esta remodelación tan necesaria para mejorar las butacas, el escenario y la seguridad. Una reforma realista, sin despilfarrar dinero público, adaptada al momento actual y respetando su singularidad y estructura original, como han hecho otras ciudades de nuestro entorno. Vitoria merece un cambio ya para que impulsemos la reforma que merece el Teatro Principal y conseguir una Vitoria más viva, más dinámica y más atractiva”, ha reclamado la portavoz de PP Vitoria.

Zaragoza, Pamplona, Valladolid, Bilbao o San Sebastián

Ha puesto el ejemplo de Zaragoza, Pamplona, Valladolid, Bilbao o San Sebastián, todas con teatros de tamaño medio similares al Teatro Principal, y en los que se han llevado a cabo “reformas respetuosas con las estructuras originales de sus edificios centenarios”, mejorándolos, rehabilitándolos y renovándolos pero sin derribarlos, como defiende el PP para el Teatro de Vitoria, una joya de estilo italiano que en diciembre cumplió 103 años y del que quedan muy pocos ejemplos en el mundo.

Zaragoza, en su Teatro Principal con 834 butacas, ha realizado distintas intervenciones a lo largo de los años para modernizar infraestructuras, escaleras, aseos, camerinos o almacenes, la última actuación ha sido en la fachada. Todas las actuaciones se han hecho conservando y respetando idéntica su estructura original.

En el caso del Teatro Gayarre de Pamplona, de 828 localidades, ha tenido también varias reformas a lo largo de los últimos años, la última en 2018. Y todas ellas para mejorar los camerinos, aseos, butacas, tapicerías, escenario, telón, comodidad, accesibilidad y zona de taquillas pero siempre respetando la singularidad del edificio.

En el caso del Teatro Lope de Vega de Valladolid, con 894 butacas, y también de estilo italiano como el de Vitoria, va a ser sometido a una reforma que está presupuestada entre 3 y 5 millones de euros para restaurar el edificio manteniendo su estilo clásico.

Además, ha recordado Domaica, ni Bilbao ni San Sebastián derribaron sus teatros cuando los reformaron. En el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián se llevó a cabo una reforma en 2007 para mejorar el espacio de las butacas, entrada, iluminación, camerinos, una sala polivalente, ampliación del contrafoso, también respetando el edificio del siglo XIX y que ahora tiene una capacidad de 910 localidades. En el caso de Bilbao todas las actuaciones respetaron la singularidad del Teatro Arriaga. La última remodelación fue en 2010 y se actuó en el foso, suelo, motores de los telones e iluminación.

Domaica ha recordado que el PP ya advirtió hace meses de que el Teatro Principal no se podía derribar, como pretendía Urtaran y respaldaba Eh Bildu, por su protección especial en el “Catálogo municipal de edificios sometidos al régimen especial de protección” con la calificación de “Conservación Estructural” dentro del Plan General de Ordenación Urbana. Igual que el edificio Ópera,del que también el Gobierno Urtaran planteaba su derribo y que tiene la misma protección especial.

El PP considera que “los estudios de alternativas” del Gobierno Urtaran de todos estos años han sido “excusas” para retrasar la reforma. El pasado 30 de noviembre Ainhoa Domaica ofreció un acuerdo para impulsar de forma definitiva la reforma del Teatro Principal. Un ofrecimiento que mantiene. “Después de más de 6 años ya no se puede esperar más tiempo, es momento de actuar y hay que hacerlo ya”, ha dicho.